miércoles, 4 de julio de 2012

Jardines y Palacio de Moratalla

Esta es mi modesta aportación, en imágenes,  al conocimiento de este lugar de la provincia de Córdoba,  histórico, sumamente singular y con una gran magia, encanto y una belleza indescriptibles.

Mi gratitud al amigo Paco Mulero, por darme toda clase de facilidades para tomar las fotografías. Igualmente mi agradecimiento a los trabajadores del Palacio y Jardines, David, Curro, Juan y Loli por sus atenciones y extrema amabilidad que me dispensaron durante mis jornadas fotográficas en el palacio y jardines.




 


La finca de Moratalla se encuentra en el término cordobés de Hornachuelos, a pocos kilómetros de la divisoria que separa las provincias de Córdoba y Sevilla. Si intentamos localizarlo en un mapa será fácil, aunque no estaría de más detallar cómo llegar hasta él.

             Si partimos de Córdoba (A-431), se encuentra exactamente en el KM 40, a la derecha existe un camino bordeado de grandes eucaliptos y al fondo se ve perfectamente la verja de entrada.

            Teniendo como origen la ciudad de Sevilla circularemos con nuestro vehículo por la carretera antigua que una la ciudad de la Giralda con la ciudad de la Mezquita, esta vía (A-431) ha sido superada con la ejecución de la N-IV (Madrid- Cádiz). Nada más abandonar la provincia de Sevilla debemos estar ya atentos pues a nuestra derecha surge un cartel que indica la cercanía de Hornachuelos y, un poco más allá el de Palma del Río. A continuación, y a mano derecha, hay una gasolinera y las vías del tren con su apeadero; a la izquierda, un poco antes, hemos dejado atrás la gran verja de hierro que constituía el acceso noble al conjunto. Ya poco nos falta para llegar a la desviación que nos permite llegar al jardín, identificable por ser un camino flanqueado por grandes árboles y huertos de naranjos.           

Fuente del texto anterior: Los Jardines Arcanos de: Rafael Blanco Almenta
ISBN: 978-84-15128-12-0

El diseño de estos jardines, en 1918, lo explica la Marquesa de Casa Valdés en su obra Jardines de España en la que narra que J.C.N. Forestier (1861-1930) es contratado por el rey don Alfonso XIII para reformar los jardines de San Telmo en Sevilla, con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Este recibió encargos para rehabilitar o re-diseñar: El  Parque de Mª Luisa (Sevilla), finca del Marqués de Castilleja de Guzmán, en Castilleja (Sevilla), Parque de Montjuich  (Barcelona), jardín del Palacio de Liria (Madrid), Casa del Rey Moro en Ronda, y los citados Jardines de Moratalla, para los segundos Marqueses de Viana en 1918. Los elementos más franceses del jardín: la gran Avenida, la Fuente del Venado.

 Está declarado Jardín Artístico  por Real Decreto de 23-5-1983. BOE del l-VII-1983.


DESCRIPCIÓN DEL JARDÍN.-
Tiene dos partes diferenciadas, el jardín desarrollado antes de 1918 (S. XIX) y la del S. XX, de Forestier.

Jardín del Siglo XIX

Se cree que data de 1850, estaba rodeado por un muro de piedra con rejas en su parte superior y rematado con una verja.

Está formado por: El parterre central frente a la fachada principal del palacio, con una fuente central, la Fuente del Recreo, El Prado de las Violetas, Casa de Vacas o del Guarda Mayor, La Fuente de Doña Leonor y la desaparecida Fuente de los Ladrones.


Parterre Grande
Parterre Grande
Agapantos
Fachada principal
Fuente Central
Gran Umbrúculo, vista desde el Palacio              
Gran umbrúculo, Otoño, visto desde el Palacio, Otoño
Fachada principal






La Fuente del Recreo

Situada hacia occidente, se compone de tres terrazas a distinto nivel, se baja desde una doble escalera, en el descansillo se encuentra una hornacina.

En la terraza baja, se encuentra una fuente con cuatro peces unidos por la cola. De aquí parte un canal que va a un estanque de forma semicircular.


Fuente del Recreo
Fuente del Recreo


Prado de las Violetas

Prado de las Violetas
Prado de las Violetas
Paseo lateral, Prado de las Violetas
Paseo lateral, Prado de las Violetas, Otoño

                Casa de Vacas o del Guarda Mayor

                    Situada a la derecha de la anterior, actualmente es la suite Nupcial.


Casa de las Vacas
Casa de las Vacas, planta baja
Casa de las Vacas, planta baja
Piscina, situada a la derecha de la Casa de Las Vacas
Piscina
Fachada occidental, a la altura de la piscina

Fuente de Doña Leonor
De 1913, nombre en memoria de una hija del Segundo Marques de Viana. Desde esta se pueden apreciar unas vistas maravillosas.

Fuente de Doña Leonor
  

Fue el primero de España, se encontraba cerca del apeadero del ferrocarril al sur de los jardines, cruzando la carretera, se inauguró el 17 de Febrero de 1908. Los siguientes fueron: el de La Magdalena (Santander), Puerta de Hierro (Madrid) y Sotogrande (Cádiz)

En el mes de Febrero se celebraba un torneo con el nombre de Moratalla y las revanchas se hacían en Agosto en el campo de Polo de la Magdalena.  .

Existió también un campo de golf pero no hay constancia de su ubicación. Sólo una fotografía de la época lo atestigua.


          Jardín del Siglo XX   

Fue diseñada por J.C.N. Forestier, arquitecto paisajista francés, en 1914. 

Lo compone:  Una avenida central en ocho terrazas enmarcada con setos, rosaledas, fuentes de varias formas, bancos,  un gran jarrón con motivos cinegéticos y en el centro unas escaleras que dan acceso a los paseos laterales, la gran reja de entrada y la Fuente del Ciervo a espaldas del palacio.


Fuente Hundida
Fuente Hundida
Jarrón, idéntico a los existentes en la Granja de San Ildefonso
Gran Avenida, Vistas de las fuentes y mesas
Gran Avenida, detalle de una mesa
Final Avenida Central, al fondo fachada del Palacio
Fuente y escalera de bajada a la Avenida

Gran Avenida, fuente y escalera
Avenida Central
Avenida Central
La artística verja de entrada 
Uno de los jabalíes de la verja de entrada


Paralelas a la Gran Avenida y por encima de los taludes se encuentran otras dos de menor  anchura, en la avenida de la izquierda según se baja hacia la verja de entrada, se encuentra una pérgola.  


Paseo del Templete, Otoño

Templete

Fuente del Ciervo

Atribuida a Mariano Benlliure, está situada a espaldas del palacio en dirección Norte y rodeada por una huerta de naranjos.Sobre un montículo de lastras de pizarra se encuentra la figura del ciervo y a sus pies discurre una cascada de agua.


                              Interior del Palacio
Puerta principal

Zaguán entrada principal

Mosaico con la crónica de las visitas de la Casa Real

Patio Principal
Patio Principal
Laberinto del Minotauro
Laberinto del Minotauro
Laberinto de las Góndolas
Detalle de los tejados
Cuadras actuales
Salón de los Espejos
Salón de las Estrellas
Salón de las Estrellas
Salón Dalí, donde se ubicaron las caballerizas
Pasillo habitaciones 1ª planta

Sobre los Jardines y Palacio de Moratalla, Antonio Burgos escribió en una entrada de su blog un artículo titulado: Azahar en Moratalla
 


A continuación podrán ver 21 imágenes históricas, editadas en el año de 1920 por Hauset y Menet. 


Verja de entrada
Verja de entrada
Fuentes de la Avenida
Jarrón con motivos de montería
Paseo de los Plátanos
Túnel de los Bambúes  
Fuente del Recreo

Fuente del Recreo 
Fuente del Recreo
Fuente monumental y entrada al Palacio

Vista del Palacio desde la Fuente Monumental

Fachada del Palacio
Estanque de la Fuente de la Huerta del Herrero

Fuente del Ciervo
Encina de la Loba
Casa del telégrafo y teléfono y casa del Guarda Mayor
Casa del telégrafo y teléfono 
Casa de la Huerta del Carmen  
Patio principal del Palacio
Prácticas de extinción de incendios
Molino de Doña Mencía y Rehala del Marqués de Viana

Breve historia

Las primeras huellas de la ocupación de la finca se remontan a la época romana, que fue "villae", según los restos arqueológicos encontrados en el lugar, uno de sus mosaicos  se puede contemplar en el Palacio de Viana de Córdoba, llevados en 1923 por el II marqués de Viana, propietario de ambos palacios.

En el siglo XII Al-Isidri cita la población de Funuyulusch, donde se hallaba el castillo o mazil de Murad, de aquí el nombre de Moratiella, Morata, Moratilla y Moratalla, de la Tribu de los Murad.

Según Tomás Márquez de Castro, el Castillo de Moratalla era de doña Gondruenda Ruiz de León, treinta años después de la conquista cristiana por Fernando III El Santo. 

Después, es poseedor de Moratalla don Luis Venegas de Figueroa  entre los años  1492 y 1504, y parece que posteriormente pasó por compra a la Casa de los Señores de Belmonte 

Más tarde perteneció, hasta finales del siglo XIX.  a la familia Cabrera, cuyo escudo aparece en la puerta principal del palacio. Su último poseedor, don  Juan Bautista Cabrera y Bermy Bernuy,  marqués de Villaseca, contrajo matrimonio con doña María del Carmen Pérez de Barradas y Bermy Bernuy  hija de los Marqueses de Peñaflor, dejando al morir, a ésta, la herencia de todos sus bienes, sin existir descendientes.
Doña Mª.  del  Carmen contrajo segundas nupcias con don Teobaldo de Saavedra y Cueto hijo del Duque de Rivas. A esta etapa de la segunda mitad del siglo XIX. Don Teobaldo, al tener  el señorío de Viana, posesión de su hermano mayor, logra el Marquesado de la misma denominación, pasando largas temporadas en la finca y muriendo en ella en 1898.
Le sucede su sobrino don José Saavedra y Salamanca que fue valido del rey Alfonso XIII, iniciándose con él la serie de visitas y cacerías reales,  desde 1908 a 1930. 

El rey le otorgó en reconocimiento de sus servicios a la corona el collar de la orden de Carlos III y el Toisón de Oro, que campean en el escudo situado sobre la verja de la entrada principal.

Cuando el ramo de la Guerra organizó en 1891 la cría caballar bajo su tutela, creó la Yeguada Militar en la Hacienda de Moratalla, estuvo ubicada en ella hasta el año 1956.
Fallecidos sin descendencia los herederos de los Marqueses de Viana, en el año 1988 la finca es comprada por la sociedad Palacio de Moratalla S.L., propiedad al 100% de Ignacio Medina Fernández de Córdoba, Duque de Segorbe, que es también presidente del patronato de la Casa de Medinaceli.

Para mayor información consulten el capítulo Moratalla del libro LOS JARDINES ARCANOS  de Rafael Sánchez Almenta ISBN: 978-84-15128-12-0.

11 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Muy interesante Paco, enhorabuena.

Saludos.

Arturo Gómez dijo...

Qué belleza de lugar y qué buenas las fotos.

Saludos desde Lima.

Francisco Madrigal dijo...

Gracias, Arturo.

Un saludo desde Córdoba, España

Ernesto Madrigal dijo...

Un reportaje fascinante y unas fotos buenísimas dignas de un gran artista.
Felicidades por este magnifico post.

Un beso!

José Mª García dijo...

¡Qué lástima de talento desperdiciado por un p... banco?
Un abrazo desde Fernán Núñez y ya mismo nos vemos manifestándonos.

Francisco Madrigal dijo...

Gracias, José María, nos vemos en la próxima movilización.

Rosa Mª. dijo...

Esto rezuma arte tanto por parte de los arquitectos, los jardineros y también del reportero, fotógrafo o lo que quieras llamarte. Chapeau por tu trabajo.

Chary Serrano dijo...

Que reportaje mas bueno.
Me encanta el sito, las fotos, los escaneados, todo.

No conocía este Palacio, esos magníficos jardines.
Estaría encantada de perderme por allí.

Tampoco te conocía ni al blog, así que me he hecho seguidora.

Saludos


Francisco Madrigal dijo...

Muchas gracias, Chari.

www,meryva.com dijo...

Gracias al artículo nos hemos decidido a intentar visitar desde Málaga unos dias la zona e intentar visitar los jardines.Somos un grupo de amigos con intereses profesionales y culturales que giran en torno a la jardinería.Gracias por tú interés en atendernos y felicidades por el magnífico trabajo que haces.
Saludos, Francisco Javier Merino

Antonio dijo...

Hola Paco,

Me gustaría contactar con usted para hacerle una pregunta acerca de las fotos. Estoy buscando pero no veo ningún enlace de contacto.

Mi correo es info@vega-guadalquivir.com

Gracias, Antonio.

Pd.: Puede eliminar este comentario, sólo quería ponerme en contacto con usted.